Pactia, compañía que opera un portafolio de COP 3,9 billones de pesos en activos inmobiliarios, se ha venido preparando para reestablecer el 100% de la operación de sus activos, especialmente la de los ocho centros comerciales Gran Plaza, que opera en Colombia, bajo estrictas medidas de bioseguridad y siguiendo todas las recomendaciones dictadas por la OMS y el ministerio de salud; que tienen como fin primordial el proporcionar entornos seguros que protejan la vida y la salud de clientes, empleados y proveedores.

Gran Plaza El Ensueño

“Nuestra actividad no ha parado en ningún momento dado que los centros comerciales hacemos parte de la cadena de abastecimiento de los bienes y servicios de primera necesidad. Durante este tiempo hemos ajustado la operación de nuestros activos a los requerimientos de bioseguridad que el Ministerio de Salud viene reglamentando, de manera que contamos con estrictos protocolos que nos permiten ofrecer a nuestros usuarios espacios seguros, a través del control del ingreso de personas, control de aforos, completas rutinas de aseo y desinfección, sistemas de señalización, entre otros. Así mismo desde Gran Plaza venimos ajustando nuestros programas de entretenimiento para toda la familia a través de diversas actividades virtuales: este mes ofreceremos serenata para las madres, clases de cocina, talleres infantiles, y concursos a través de nuestras redes sociales, entre otros”. Indicó Lina Marcela Hurtado, Vicepresidente de Negocios de Pactia.

Los ocho centros comerciales Gran Plaza, operados por Pactia, están ubicados en Bogotá, Soacha, Soledad, Yopal, Pitalito, Florencia e Ipiales, reciben al año 43 millones de visitantes y generan alrededor de 4.500 empleos directos e indirectos.

Los centros comerciales hacen parte de la cadena integral de abastecimiento del comercio y representan uno de los canales de venta más importantes para los comerciantes del país; durante el 2019 generaron alrededor de $46 billones de pesos en ventas y más de 290.000 empleos directos, según cifras de la Asociación colombiana de centros comerciales – Acecolombia.

“Somos conscientes y hemos sufrido también el impacto de esta crisis y por esto durante este tiempo hemos otorgado alivios económicos importantes que representan más de COP 7.000 millones, buscando contribuir con la sostenibilidad del sector, pero también velando por el empleo que generan nuestros centros comerciales en el país. Continuar con el comercio cerrado está siendo insostenible en el corto plazo y el seguir concediendo alivios y descuentos pone en serios aprietos el futuro de nuestras compañías, que tienen obligaciones que cumplir con proveedores, pago de impuestos, servicios, prediales y con el sector financiero quien es nuestro principal acreedor” Finalizó Hurtado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *